RECUPERAMOS TU BIENESTAR

© Davinci Centro de fisioterapia 2015

DOLOR DE ESPALDA

FRASES CÉLEBRES

¿Te duele la espalda?

El dolor de espalda y qué hacemos en el centro Davinci

“El ser humano no es el cuerpo físico, las emociones o el espíritu. Éstos son instrumentos que le permiten actuar en el mundo físico, emocional y espiritual, y  tenemos la obligación de estudiar la anatomía y la fisiología de estos instrumentos si queremos tratar al ser humano en su totalidad” Viola M. Fryman.

¿A quién no le ha dolido la espalda? Después de un día duro, al realizar un esfuerzo no habitual, acunar en brazos al bebé, después de dormir en mala postura, tras un trastorno digestivo o problema menstrual,…

El dolor de espalda es un problema muy frecuente hoy en día, conozco a muy pocas personas a las que no les duele la espalda o el cuello de vez en cuando. Es un problema de la vida moderna de origen muy diverso como iremos  viendo.

El dolor es un sistema de alarma, podemos prever un desequilibrio o falta de movilidad de alguna estructura en el lugar del dolor o a distancia. A menudo el dolor puede llegar a ser incapacitante, interferir en nuestras actividades, nuestras relaciones sociales y disminuir nuestra calidad de vida. El dolor puede describirse como ardor, pinchazo, hormigueo, falta de sensibilidad, de carácter inflamatorio, fijo, intermitente, irradiado,… pero en todos los casos nos indica que hay una estructura con lesión

La visita a nuestro médico puede estar más que justificada, aunque la administración de relajantes y antiflamatorios no siempre soluciona el problema, sobre todo, el problema de base.

Pero resulta que buscar la causa del dolor es más complicado de lo que parece. Empezaremos por aprender que es la postura.

La postura de cada uno es única. Es la suma de todas y cada una de nuestras experiencias emocionales, alimenticias, físicas,… más la genética. La postura corporal, no representa más que la punta del iceberg, de un sistema mucho más complejo, donde a través de unos receptores, se realiza la interconexión entre este sistema de entrada y el sistema de salida que son las adaptaciones biomecánicas realizadas por el sistema locomotor. Siempre vamos buscando que el cuerpo pueda funcionar, los receptores nos permiten tener constantemente referencias de “donde estamos”, y mantener un equilibrio dinámico que nos permite mantenernos de pie, observar un objeto, referenciar su distancia, no sufrir de vértigo,… Por ejemplo, si tenemos digestiones pesadas vamos a ir abriendo las últimas costillas para que el estómago pueda trabajar. También la postura está sujeta a la ley del “no dolor”, evitaremos siempre que podamos no tener dolor. Ahí viene el problema, cuando el paciente llega a la consulta con dolor, su cuerpo no sabe para donde ir, ya no tiene el sólo la solución. Y busca ayuda de un profesional sanitario.

Los osteópatas intentamos buscar la causa de los fenómenos patológicos. Y para ello conocemos muy bien la anatomía humana y la posturología.

Por tanto, la postura es la adaptación que el cuerpo realiza a los sistemas de  captación de información, es decir, los captores posturales. Son los siguientes:

Sistema visual:

las alteraciones en la visión periférica o la visión central tendrán repercusiones directas sobre las oscilaciones anteroposteriores y laterales de nuestro cuerpo. La visión, como funciona destinada a la percepción de la imagen y su estudio posturológico, va más allá de los déficits de refracción a través de las vías de acomodación o de los déficits de convergencia, en la selección de qué y cómo queremos ver. Está en relación con la forma de integrar lo que vemos y cómo llega la información procesada.

Sistema oculomotor:

forma parte del sistema visual, pero lo vamos a diferenciar, porque los ojos no sólo ven, también se mueven y para ello necesitan unas vías neurológicas diferentes. Este sistema trabaja en sinergia con otros como el auditivo, el cefalogiro, el neurovegetativo,…

El pie:

En la planta del pie y los tendones existen numerosos receptores sensitivos conectados con el resto del cuerpo a través del sistema nervioso. A través de los receptores del tacto, presión y estiramiento se envía información sobre nuestra posición en relación al suelo y nuestro entorno.

La piel:

Es el mayor órgano de nuestro cuerpo y forma parte del sistema postural fino.

Los órganos:

La primera ley del organismo es vivir. Así que se adaptará lo que haga falta para que todas nuestras vísceras funcionen.

El raquis:

Envía la información sobre sistemas de tensión y posición  que llegan procedentes de los captores podales y cefálicos.

La boca, la entrada dento-oclusal:

No es considerada como un captor postural propiamente dicho, pero sí debido a su rica e importante inervación, y sus conexiones vagales y trigeminales con el sistema nervioso central y periférico, es un distorsionador del sistema postural fino.

Las emociones fuertes creerán cicatrices en el tejido conjuntivo y desarrollaremos posturas para evitar tensión.

La visión de la postura  se  realiza desde un enfoque global, y muchas veces puede ser necesario trabajar de forma concreta sobre un captor postural que no es el propio del terapeuta, por lo que se deriva a un profesional que esté formado en dicha especialidad. Así, el trabajo multidisplinar y la colaboración entre profesionales es totalmente necesaria.

¿Cómo vamos a trabajar los terapeutas vuestro cuerpo?

Con nuestros tests buscamos las alteraciones en las entradas visual, podal, oculomotora, raquídea y las alteraciones en sistemas de influencia directa como disfunciones viscerales, bioquímicas,… que están ocasionando un estrés sobre el sistema postural fino.

Se trata de reconocer cual es la información necesaria que el paciente necesita para que se produzcan cambios profundos y definitivos en la reprogramación postural.

La Osteopatía  tiene como objetivo restablecer el equilibrio de todos los sistemas del cuerpo (músculo-esquelético, respiratorio, digestivo, excretor, endocrino, nervioso, circulatorio), lo que denominamos homeostasis, para que funcione de una manera óptima y no haya sitio para el dolor y la enfermedad. El osteópata trabaja manualmente a través del raquis, cráneo, sistema visceral, sistema neuromeníngeo, las áreas somatoreflejas, somatoemocionales, etc. Y tiene repercusión profunda en la mejora de las adaptaciones posturales.

Los fisioterapeutas especializados en el movimiento y la reeducación postural se encargarán, con ejercicios y movimiento, de reeducar nuestro sistema de captores posturales implicados y mejorar la postura. Incluso en escoliosis, si el paciente es muy joven se consiguen resultados espectaculares.

 

Dolor de espalda